Viernes 21 Jul 2017
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Manifiesto a Miguel Ángel Blanco

Como es sabido, se cumplen 20 años del secuestro y asesinato de Miguel Ángel

Blanco a manos de la banda terrorista ETA. Su único crimen consistió en defender aquello en lo que creía desde su puesto de concejal en el Ayuntamiento de Ermua por el Partido Popular. A Miguel Ángel no lo asesinaron al azar: al contrario, lo asesinaron de manera cruel y cobarde por decir lo que pensaba. Por su defensa de los valores de la libertad, la democracia y el imperio de la Ley como expresión de la voluntad popular.

Esos principios y valores son los mismos que defendía entonces, y defiende hoy, Nuevas Generaciones. Su organización, la de Miguel Ángel, de la que era miembro, y la de tantos militantes anónimos que defienden las ideas por las que los criminales asesinaron a un hombre capaz, que no había cometido ningún crimen y que reivindicó por medio de la palabra la defensa de los principios y valores que han hecho grande al pueblo español: el Estado de Derecho, la libertad, la democracia parlamentaria y la Corona como símbolo de la unidad de la nación española.

El asesinato de Miguel Ángel Blanco supuso el nacimiento del llamado “espíritu de Ermua”. Durante los días en que permaneció secuestrado y hasta el final, el pueblo español salió a la calle en numerosas ciudades de todo el país para exigir su liberación. Las mayores manifestaciones contra el terrorismo que se han presenciado en España tuvieron lugar aquellos días de dolor, y muchas fueron convocadas de manera espontánea, fruto de la angustia de una nación soberana y de la indignidad de una cuadrilla de asesinos.

Por ello, cuando se cumplen veinte años de aquellas fechas que permanecerán para siempre en la memoria colectiva, y en el corazón de un pueblo que conoció y padeció los años más sanguinarios del terrorismo, a través de este manifiesto, Nuevas Generaciones del Partido Popular:

Reafirma una vez más su compromiso con la memoria de las víctimas del terrorismo y con la defensa de los valores de la libertad, la democracia occidental, la monarquía parlamentaria y el Estado de Derecho.

Recuerda la vigencia del espíritu de Ermua y reclama a los partidos políticos el mantenimiento de la unidad y el consenso en la política antiterrorista en relación con ETA y con la reciente amenaza del terrorismo de Daesh y el resto de organizaciones yihadistas.

Defiende el cumplimiento íntegro de las penas impuestas a los terroristas y el aseguramiento del cumplimiento de la Ley Orgánica de Partidos Políticos por todas las formaciones con presencia en las Cortes Generales y en los Parlamentos autonómicos.

 


 


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies en este sitio.

Poltica de privacidad